musico

Un destacado artista cristiano nos da una peligrosa definición de la adoración en la música

Quiero que vean este video video sobre la opinión de este importante músico cristiano sobre la “música secular”.

Luego de ver el video, me gustaría que leas algunas aclaraciones importantes bíblicas importantes que he escrito sobre las declaraciones que aparecen en el video:

 

¿Entonces, qué dice la Biblia?

He estado trabajando en una serie sobre la música secular para compartirla con ustedes en este blog. El material que estoy elaborando lo he presentado en algunas conferencias que he dado sobre el tema de la música secular.

Compartí este video porque de alguna manera muchos de ustedes lo verán en la Internet ya que Pedro Eustache además de ser un genio haciendo música con instrumentos creado por él mismo, es un gran músico y artista cristiano. Todo aquel que ha estado presente en alguno de sus conciertos, puede percibir con facilidad su devoción al Señor.

De las cosas que dijo, me pareció correcto sobre cómo el contenido de una canción es uno de los elementos principales para diferenciar una canción cristiana de una secular.

Sin embargo creo que Pedro Eustache, tiene un concepto demasiado liberal sobre la música secular, de hecho ni siquiera hizo uso de la Biblia para sustentar sus argumentos. Incluso me pareció un exceso como él asume de forma absoluta que cualquier músico o artista secular glorifica y alaba a Dios por el simple hecho de que el “arte es de Dios”. Es como yo creer que por el hecho de que el sexo fue creado y diseñado por Dios, cualquier forma de acto sexual podría ser una expresión de alabanza a Dios a pesar de las intenciones con la que se practiquen. Esto no es así.

No solo es importante el contenido en la música sino también la fuente (el corazón de la persona) que produce o interpreta una canción:  ¿Acaso de una misma fuente puede brotar agua dulce y agua amarga?

¿Cómo puedo producir alabanza a Dios con la música?

Si, la música fue creada por Dios. Pero cualquier artista al que Dios le ha permitido desarrollar su talento y que use la música para promover antivalores y una cultura ególatra, evidentemente no reconoce a Dios, no glorifica a Dios sino que lo niega y por eso vemos muchas veces que esos famosos cantantes seculares se creen dioses. Es más no solo muchos cantantes seculares no glorifican a Dios sino que hay también muchas canciones “cristianas” que son basura disfrazadas de alabanza (Mateo 15:8-9). De esto hablaremos en la serie que haré en este blog.

Creo que cualquier expresión artística que glorifica a Dios debe tener los elementos que encontramos en Filipenses 4:8. Pero además y no menos importante es que todo aquello que pueda servir como verdadera alabanza a Dios, debe cumplir los estándares de la Biblia no lo que mi propia percepción me lleve a creer.

La única forma de adorar a Dios a través de la música y cualquier otra expresión de arte es cuando precisamente el propósito es dar gloria a Dios, pero esto solo es posible cuando se hace en “en espíritu y en verdad” (Jn 4:23).

La música que glorifica a Dios procede de corazones que guardan la Palabra de Dios y sirven a Cristo, por consiguiente es producida para cantar “con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales” (Colosenses 3:16).

Solo cuando la Palabra de Dios abundan en nuestros corazones y nuestras vidas se rigen según sus estándares, entonces todo lo que hacemos ya sea música, cine, libros, arte, un empleo en una oficina o estudiar en la universidad, somos llamados a “hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Colosenses 3:17).

Tampoco pretendo limitar a Dios

No pretendo limitar a Dios, tampoco estoy en desacuerdo con todo lo dicho por este gran músico Pedro Eustache sobre la música secular. Dios ciertamente es soberano y su gracia y poder exceden nuestro entendimiento. Si él lo desea en un determinado momento puede glorificarse a través de músicos y cantantes seculares a pesar de que las intenciones de muchos de ellos sean complacer la carne, el ego y alcanzar fama y dinero a través de sus composiciones (Isaías 4:1-7). Pero, la Biblia nos enseña cuál es primeramente el deseo de Dios para los hombres impíos (incluye a los cantantes seculares famosos) (Jn 6:402 P 3:9), de la misma manera la Biblia es muy clara en cuanto a cómo debe ser la esencia de toda música o canciones que pueda motivar a otros a producir una alabanza genuina a Dios.

La música no eleva el alma

Por ultimo me llamó mucho la atención como Pedro Eustache afirma que la “música existe para glorificar a Dios y para sublimar… elevar el alma humana”. Lo de glorificar a Dios no lo pongo en duda pero lo segundo me parece otro exceso que no tiene respaldo bíblico. Cuando Eustache habla de elevar el alma humana, la connotación que le da es que con la música las personas pueden llegar a sentir sus almas más cerca del cielo, más conectadas con Dios o con las cosas espirituales de Dios. Y de hecho, eso es lo que creen muchas personas.

La palabra “sublimar”, significa engrandecer o exaltar. No hay forma de que el alma humana pueda elevarse o engrandecerse por sí misma por el hecho de estar en algún tipo de contacto “espiritual” o abstracto con la música. Por el contrario la Biblia nos dice que la humanidad está muerta “en sus delitos y pecados” (Efesios 2), la humanidad ni siquiera puede buscar a Dios por sí misma (Romanos 3:11), las almas que están en pecados permanecen en muerte espiritual (Ezequiel 18:20). La única forma posible de que el alma de una persona pueda ser “elevada”, es cuando es regenerada por el Espíritu Santo y recibe a Cristo (Efesios 2:1-5). No por la música, no importa lo “sublime” que llegue a ser la melodía o notas musicales que estemos escuchando.

Una cosa es que una persona eleve sus emociones al escuchar la música de Shakira o los Beatles o un excelente guitarrista, y otra cosa muy distinta es que su alma pueda ser elevada al sentirse en alguna dimensión espiritual “pura” o “cerca del cielo”.

Si es post fue edificación y aprendizaje para ti, compartelo para que otros sean edificados o deja tu comentario.




  • Giovanni Bustamante vargas

    Excelente articulo y gracias `por abrirnos los ojos.

    Bendiciones.

    • esaumejia

      Gracias a ti Giovanni, por dejar tu comentario. Bendiciones!

  • Rhayza M

    excelente… y no toda la música “eleva el alma” para glorificar a Dios… hay música que lleva al alma a perdición…

  • Dany Manuel Olivero

    Buen articulo

    • esaumejia

      Gracias Dany

  • Elihana Rivero

    estoy de acuerdo con tu punto respecto a lo de “elevar el alma” no me parece un termino correcto….. pero si creo que la música llega al alma por eso debemos discernir lo que escuchamos y analizar de que se esta llenando nuestro corazón.

    • esaumejia

      De acuerdo contigo Elihanna. Gracias por tu comentario.

  • Joel Sosa

    waoo que lindo se escucha esa herejía

  • Jose Arturo Rojas

    Marcos Brunet, un gran adorador dijo: “yo comparto de lo que se, (cuando canto) pero yo imparto de lo que soy (lo que sale de mi ser)” yo creo que la música para Dios tiene que tener dos características fundamentales la letra y la intención y santidad de mi espíritu que puede transmitir tanto cosas de Dios, como cosas inmundas.

  • Zuriel Medina

    Muy buen artículo. Se me hace ilógico como un alma puede tener “contacto espiritual”, en este caso con Dios, al llegar a ser “sublime”, cuando la Biblia nos enseña que la única manera de llegar a Su presencia es humillandonos ante Él.

  • Emiliano Pachelbel Maldonado

    jajajaja , el mundo esta lleno de buenas intenciones , pedro Eustache, gran maestro , gran musico , gran pensador …El problema con los “Cristianos” es que hablan por hablar , la musica es una gran profesion deben entender eso , y arquictectos no dibujan siempre a Dios y no por eso no pueden ser Cristianos …

  • Damaris Di Prieto Sevilla

    Yo puedo entender lo que dice, yo cuando no sabía que existía la música cristiana yo escuchaba y cantaba esas canciones y s veces lo hacia para Dios no conocia de Dios y esa era la manera de alabarle con mi voz y hasta bailaba para Dios en mi casa lo hacia sin mala intención ignoraba muchas cosas imagino que Dios le agradaba porque veia en mi lo que soy una adoradora un poco perdida en ese tiempo pero el me encontro