pasos

Los 3 Pasos Bíblicos para perdonar y disciplinar en la iglesia según Jesús

Desde nuestro ministerio en esaumejia.com, estamos muy interesados en crear contenido bíblico que sea de edificación para la iglesia de Cristo y para cada cristiano en particular. Es por eso que hemos elaborado esta infografía con los 3 pasos bíblicos para perdonarnos entre hermanos, aplicar disciplina en el cuerpo de Cristo y la reconciliación. Estos pasos fueron ordenados por Cristo en Mateo 18. Es necesario leer ese pasaje. 

Todos sabemos que aunque somos cristianos, a veces cometemos ofensas unos a otros. Es por eso que Cristo nos ha dejado instrucciones para resolver esas ofensas y glorificar a Cristo y mantener igleisas saludables. Usted puede compartir este material en su iglesia, con su grupo juvenil y hasta imprimirlo para usted mismo.

infografia pasos para perdonar disciplina final

Primer paso: Hable con su hermano a solas

Mateo 18:15

“..Si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos”.

En este primer paso, Jesús nos da una orden, no es una opción. Debemos confrontar en privado al hermano que nos ha ofendido. El primer paso hacia la reconciliación o perdón se hace en privado

  • No hable con otras personas sobre la ofensa si antes agotar este paso.
  • Acérquese a su hermano en amor y dígale a solas la falta que ha cometido.
  • No publique indirectas en Facebook o Twitter.
  • No provoque chismes en la iglesia en contra de su hermano.
  • Si su hermano se ha arrepentido en este primer paso, ““has ganado a tu hermano.” No siga con los otros pasos.
  • Si otras personas han sido ofendidas, el hermano debe buscar la reconciliación con ellos.

Segundo Paso: Reúnase con su hermano con testigos

Mateo 18:16

“Más si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.”

Si el hermano se niega a la reconciliación y al arrepentimiento y no desea ser amonestado en privado sino que desea seguir en su pecado, usted deberá buscar  “a uno o dos”, que sean parte del proceso de disciplina y arrepentimiento del hermano con el fin de evitar mayores consecuencia en el cuerpo de Cristo.

  • Los testigos también ayudan al hermano a ser guiado al arrepentimiento y evitar que el pecado tenga consecuencias muchos más lamentables.
  • Los testigos “representan el comienzo de la participación de la iglesia”.
  • Con amor y paciencia usted confrontará nuevamente el pecado de su hermano.
  • Los testigos también sirven para comprobar que el proceso de reconciliación se esté llevando en amor y bíblicamente.

 

 Tercer paso: Es tiempo de decirlo a la iglesia

Las implicaciones de un hermano que se rehúsa a arrepentirse de su pecado y pedir perdón al ofendido pueden tener consecuencias peligrosas y destructivas. Un hermano que persiste en su pecado puede terminar ofendiendo a toda la iglesia y herir a otros hermanos y ser de tropiezo dentro del cuerpo de Cristo. Lo ideal sería no llegar hasta este paso, pero la Biblia dice qué debemos hacer luego de agotar los dos pasos anteriores sin haber ganado a nuestro hermano.

Mateo 18:17

“Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano”.

  • En el proceso ore y asegúrese en amor de llevar el procedimiento de reconciliación antes de dar este paso.
  • Este es un paso difícil, pero el resultado es la gloria de Dios y la salud del cuerpo de Cristo.
  • Es posible que el hermano sienta vergüenza o enojo, pero debemos obedecer a Cristo en este paso.
  • No se enfoque solo en la reputación de la iglesia sino en el mandamiento de Cristo.
  • Este paso al igual que todos los demás es traer el hermano al arrepentimiento no avergonzarlo ni hacer burlas.
  • La congregación debe actuar en amor y no promover contiendas ni chismes.