pareja2

Es arrogancia cuestionar el diseño de Dios

Dios tiene un diseño para el hombre y otro para la mujer tanto dentro de la familia, como dentro del matrimonio y el cuerpo de Cristo. Me puede gustar o no me puede gustar, me puede ofender o me puede parecer justo o injusto. Pero al final es el diseño de Dios y lo que yo pienso que debería ser importa un pepino porque lo que procede es su voluntad agradable y perfecta y soberana que domina y prevalece sobre toda opinión humana.

“Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así?” Romanos 9:20.