ecom

El lado oscuro de las compras por Internet y el silencio de los dominicanos

Si vives en República Dominicana y además haces compra por Internet o por lo menos conoces a alguien que lo hace, de seguro eres uno más de los cientos de miles de dominicanos que estamos indignados, alarmados y pegando el grito al cielo por el anuncio que hizo la Dirección General de Aduanas (DGA) de establecer un impuesto a las compras por Internet con valor de hasta $200 dólares.

Comprar por Internet no es solo una de las mejores alternativas que tenemos los dominicanos para conseguir productos de calidad y sobre todo a precios muy competitivos y asequibles comparado con el mercado local. Comprar un artículo en Amazon te puede costar hasta un 30 y 70% menos que comprarlo en una tienda en nuestro país. Además hay marcas y productos que no están físicamente en nuestro país pero están a un clic de distancia incuso en nuestras propias manos a través de los smartphones.

Yo no solo soy comprador por Internet sino que también vendo productos online y puedo dar testimonio los importantes beneficios y oportunidades de esta actividad económica tanto para los consumidores como para los vendedores.

Las reacciones egoistas de los consumidores y los couriers

El debate sobre este impuesto ha ido evolucionando y han salido a la luz datos muy alarmantes que desde el punto de vista de la DGA, justifican sus nuevas medidas impositivas.

Pero esos datos también ha revelado que la mayoría de los dominicanos que nos hemos opuesto a cualquier intención de la DGA para aplicar este impuesto, lo hemos hecho principalmente porque nos sentimos que esto afectaría nuestros propios intereses y los beneficios que disfrutamos los consumidores que compramos a través de Internet.

Llego a la conclusión anterior partiendo de que todas las protestas que se han hecho y que abundan en las redes sociales, todas van dirigidas específicamente a rechazar este impuesto. Y yo estoy de acuerdo con que protestemos y que nos opongamos a este impuesto. Pero como sociedad no hemos reaccionado ni protestado ante un gran escándalo de corrupción y trampas por parte de las empresas couriers.

Tanto nosotros como consumidores o beneficiarios de las compras por Internet así como las empresas couriers, lo único que nos ha importado es el tema de nuestro dinero.

Quizás la DGA, también ha contribuido a nuestra ignorancia o apatía por el descubrimiento que esta institución ha hecho, por no hacer bien su trabajo y no proveer mejor educación e información con respecto a todo esto.

La pregunta es: ¿por qué la DGA ha optado por el extremo de aplicarnos un nuevo impuesto?

Ahora es el momento de que los dominicanos no solo sigamos protestando decentemente y en orden pero también preocuparnos por saber porqué la DGA anunció una medida impositiva que puso al país de cabeza y pegando el grito al cielo.

El titular de la Dirección General de Aduanas ha revelado con pruebas, una gran estafa de las empresas couriers a nivel alarmante y preocupante. Según Fernando Fernández, el contrabando consiste esencialmente en lo siguiente:

  1. En 15 días los couriers estaban haciendo operaciones para entrar ilegalmente al país 2,137 cheques que suman un monto aproximado de RD$250 millones.
  2. Fernández ha demostrado que el negocio de los couriers es una “economía subterránea” ni la misma Aduana conocía.
  3. Los couriers se dedicaban al lavado de activo. En otras palabras, estas empresas en nuestro país entre otras cosas, usan este modelo de negocio y los privilegios que les otorga el Estado, para introducir grandes sumas de dineros sin declararlos. Por consiguiente no pagan un solo peso de impuesto.
  4. Los couriers se dedican a subvaluar las mercancías. El Director de la DGA ha demostrado que “de un total de 9,783 procesos de verificación de mercancías, el 88% presenta una subvaluación de 424% en función del valor real de cada uno de los envíos”
  5. El negocios de los couriers es precisamente eso, un negocio como cualquier otro pero con el “bellísimo” privilegio de que algunas de sus operaciones están exentas de impuestos lo que provoca un escenario de competencia desleal que también afecta a vendedores locales (sabemos que también los vendedores locales en muchos casos abusan con los precios pero ese es otro tema).
  6. En una entrevista en la emisora Zol 105.6 FM, el director de la DGA, reveló que el 100% de las empresas couriers han incurrido en irregularidades y violaciones a las leyes por lo que han hecho más de 500 sometimientos a la Justicia.

En este punto debemos detenernos y pensar por un momento la magnitud de esta gran estafa, la doble moral de los dueños de empresas couriers y la descomposición moral de nuestra sociedad en casi todas las esferas de la vida nacional.

¿Quiénes despertaron al “dragon” que ahora busca perjudicar a todos los que compramos por Internet? Adivinaron, los mismos couriers son los culpables. Y lo más descarado que han hecho es que, en lugar de disculparse a través su asociación y admitir que deben corregir muchas cosas, desean aprovecharse del disgusto que le genera a los dominicanos el que nos quiten ese pedacito de pastel que llamamos “compras por Internet”.

¿Todo esto justifica la medida de la DGA de aplicar un impuesto a las compras por Internet por 200 dólares?

De inmediato decimos que no. Es cierto que los couriers se desbordaron en actos de corrupción y trampas. Pero de ninguna forma esto justifica el condenado impuesto. Esa intención sigue siendo nefasta, abusiva y extrema. El descubrimiento que hizo la DGA, es precisamente parte de la solución para descartar la idea de este impuesto. Lo que hace falta es que la DGA, se dedique 100% a su trabajo, establecer controles, supervisar, regular, fiscalizar con mayor eficiencia.

Bastó con un pequeño esfuerzo de la DGA para poner en evidencia el lavado de activos que tienen muchos couriers. En lugar de poner más impuestos, ministro Fernando Fernández, dedíquense a controlar los couriers, suspendan y sometan a quienes deben someter, que cierren sus puertas aquellas empresarios que no están dispuestos a hacer negocios legítimos, pero NO, NO y NO al impuesto. SI, SI y SI a aplicar todo el peso de la ley a quienes le roban al Estado, pues, le están robando a 10 millones de dominicanos.

¿Y nosotros como sociedad qué haremos?

Como sociedad hemos protestado en distintos medios. Otros han insultado de forma vergonzosa al director de la DGA, otros le han echado la culpa al presidente Medina, otros hasta han maldecido nuestro país.

¿Nos quedaremos callados ante esta gran estafa de los couriers y este vil robo al Estado dominicano? Tenemos que expresarle a esas empresas que ellos son los culpables de esta situación y que si bien no estamos de acuerdo con el impuesto tampoco apoyamos el gran robo que están haciendo.

Los couriers no tienen derecho a usarnos como consumidores para hacer negocios ilícitos. Nosotros tampoco debemos enfocarnos en nuestro propio beneficio. Debemos ver la realidad y se justo en nuestros reclamos o exigencias como ciudadanos.




  • Abel Neftali

    Yo entiendo como dices que el “Dragón” en vez de anunciar una nueva carga impositiva después de la odisea que pasamos los dominicanos con el paquetazo a raíz del déficit millonario de pasada administración, lo que debió fue proceder con quienes participaron en los mencionados casos de corrupción ademas me parece extraño que en principio no se alego corrupción, evasión y lavado sino competencia desleal y millones de pesos que el estado deja de percibir por no grabar las compras hasta 200US.. Las DGA que se ponga las pilas y que deje de amenazar la nación si sabe con exactitud quienes son los corruptos, porque es una acción ruin y realmente desleal que paguen justos por pecadores.

    • esaumejia

      Gracias por tu comentario Abel. Hay mucho sentido en tus argumentos. Pero fijate que en parte confirmas lo que estoy diciendo. Estamos no solo ante un impuesto abusivo como ya lo dije reiteradamente en el articulo sino que también estamos frente un gran descubrimiento de corrupción en el que han participado el 100% de los couriers pero nosotros como sociedad solo seguimos enfocado en la DGA. Mi post va en esta dirección: Si bien Aduanas ha ido al extremo, los couriers lo han hecho peor pero hasta ahora nadie y ningun sector de la sociedad civil le ha exigido a los couriers mayor transparencia y que detengan el robo al Estado. Me parece que en esa parte hemos fallado.

      • Abel Neftali

        Mmm 100% de los couriers? no manejo ese dato. Y claro la corrupción gubernamental y privada afecta al pueblo desde lo mas insignificante a lo mas evidente.. Creo que la sociedad civil no ha exigido nada a los couriers porque no les afecta lo que alega la DGA (que creo es muy serio y ya veremos que pasa en los tribunales) de hecho te apuesto que piensan así: “ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón” como sea ya veremos si la impunidad es solo gubernamental o también privada ante tales acusaciones y por otro lado que pasara con la intención de poner el bendito impuesto.